Buscar
15:14h. Lunes, 19 de Noviembre de 2018

MUJERES DEL MUNDO II

La Sati en la India (Leer más)

Al visitar el fuerte de Johpur, una fortaleza en el Rajastán, al norte de la India, el guía nos explicó el significado de una estela de manos en las  jambas de la puerta de entrada. Eran las manos teñidas de rojo de las mujeres que cometían Sati.  Y ¿qué es la Sati? 

Foto: Cristina Martínez Martín
Foto: Cristina Martínez Martín

Pues una práctica que estuvo vigente en la India hasta que la prohibieron los ingleses en el año 1929 pero que se mantuvo en las zonas rurales hasta los años 60 e incluso hubo algunos casos en los años 70. La Sati consistía en la inmolación de la viuda en la pira funeraria del marido.  

Los hinduistas son incinerados cuando mueren en piras funerarias al aire libre y sus cenizas son esparcidas después en los lagos sagrados o en el Ganges. Los matrimonios en la India eran, y aun lo son hoy, concertados por las familias de los contrayentes.  Ahora bien, esos matrimonios no tenían, ni tienen todavía hoy en las zonas rurales, muy en cuenta la edad de la desposada. De modo que una niña de once o doce años puede ser casada con un hombre que podría ser su abuelo e incluso su bisabuelo. Al morir sus ancianos maridos eran, en muchos casos, todavía niñas. El hecho nos horroriza.

1370856938-tumblrm5o3-o

¿Cómo es posible que algo así pudiera suceder? Pues, la explicación es sencilla. La mujer que se quemaba viva con el esposo le mostraba su virtud y su devoción al querer acompañarlo en el más allá y era venerada por toda la comunidad. La que se negaba a ese suplicio estaba condenada el resto de su vida a permanecer en un cuarto del que que no debía salir ya nunca más, salvo muerta, lo cual significaba una muerte en vida. Las viudas que no accedían a cometer la Sati se transformaban en una carga para la familia de su marido puesto que al casarse una mujer deja de pertenecer a su familia y entra a formar parte de la del marido.  Sospecho que liberarse de esa carga está en la base de esa práctica cruel y que una imposición por parte de la familia del esposo era común. Rendirles homenaje y considerarlas santas era la forma de dignificarlas y animarlas a cometer Sati.

mouni-roy-as-sati-in-Kailasanathan

Las mujeres que se inmolaban dejaban la impronta de sus palmas pintadas de rojo en las jambas de las puertas de las casas al salir.  Ése era el recuerdo de su paso por la vida. Por supuesto, los hombres estaban totalmente exentos de cualquier obligación si era la esposa la que moría y de hecho podían reemplazarla en unos pocos días o consolarse con las otras esposas.

Devi-Sati1maavaishnavi.com_

Las bodas en la India son un espectáculo que desborda la imaginación. Las familias tiran literalmente la casa por la ventana en un alarde de ostentación que a los occidentales nos deja pasmados. Por fortuna, la Sati ya está prohibida.

 

Cristina Martínez Martín

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores.

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión.