Buscar
15:50h. Jueves, 19 de Julio de 2018

BREVE RELACIÓN DE SUS RELIGIONES Y CREENCIAS

La India 2 (Leer más)

En la India hay seis religiones oficiales: la hinduista, la musulmana, la cristiana, la sij, la jainista y la budista.  La musulmana, cristiana y budista son conocidas en occidente, pero ¿qué sabemos de la hinduista

hinduismo_1
hinduismo_1

A veces contemplamos con asombro en los reportajes de televisión sus rituales,  sus dioses con cabeza de animal (Ganesha, con cabeza de elefante, preside la vida y los comercios de los hindúes porque es un dios que atrae la prosperidad), o vemos a las vacas paseándose por las calles junto a otros animales, sobre todo jabalíes y perros.  En su mitología hay millones de dioses.  Las vacas lo son y por ello campan a sus anchas por todo el territorio, ciudades incluidas, donde interfieren con el tráfico sin que nadie las moleste hasta que mueren de viejas o por enfermedad.  Hay un inmenso hospital de vacas en el Rajasthán adonde llevan a las vacas enfermas o accidentadas y donde veterinarios y voluntarios a nivel benévolo las cuidan hasta que sanan.

1615442

El meollo del hinduismo es el karma.  Los hinduistas creen en la reencarnación después de la muerte.  Lo que se ha hecho o dejado de hacer en vida (el karma) puede ser la clave de una buena reencarnación o por el contrario motivo de castigo en una reencarnación posterior. Su religión lo acepta todo.  Por eso existe un templo donde las ratas, seres vivos y tal vez reencarnaciones de otras vidas, son alimentadas y veneradas. Para conseguir un buen karma un hinduista no debe romper jamás el corazón de otro ser.  De ahí deriva su pacifismo y su tolerancia. Ahora bien, esas creencias les encadenan porque se apoyan en un sistema de castas que permite una sociedad compartimentada por la injusticia.

jain

De los Sijs sabemos que Indira Gandhi, primera ministra de la India, fue asesinada por uno de ellos, su guardia personal, la razón: haber enviado para reprimirles al ejército a su templo sagrado causando muchas muertes. Ellos, al contrario que los hinduistas no tienen dioses.  Sus templos, enormes estructuras costeadas por ellos mismos, son lugares de recogimiento y en su religión solo hay profetas a quienes veneran evitando cualquier imagen.  Al igual que los hinduistas, a su muerte son cremados al aire libre y sus cenizas esparcidas en lo lagos sagrados o en el río Ganges.  Se les reconoce porque no se cortan nunca el pelo, que llevan recogido bajo un turbante, y porque su fe consiste en ayudar a los demás. Anejo a sus templos tienen un recinto comedor donde desde las diez de la mañana a las ocho de la tarde se sirven miles de comidas gratuitas a los necesitados, cocinadas, pagadas y servidas por los voluntarios sijs.

Qué-comen-los-budistas-730x430

Por último los jainistas quienes consideran que toda vida es sagrada por lo que barren delante de sus pies por donde pisan para no aplastar ni siquiera a un insecto. Todo su comportamiento deriva de ese principio de extremo respeto a la vida.

Cristina Martínez Martín

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores.

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión.