Buscar
20:11h. Domingo, 20 de Agosto de 2017

HACER DEL MUNDO UN LUGAR DISTINTO...

Cosmética vegana: Sin crueldad

Adoptar un estilo de vida vegano significa decir “no” a la crueldad contra los animales y a la lapidación del entorno.

El veganismo, se define como una filosofía de vida, “una alternativa ética al consumo y a la dependencia de productos no adaptados a las necesidades físicas y espirituales del ser humano”, en palabras de la Asociación Vegana Española. Cuando una persona decide, acogiéndose a razones éticas y filosóficas, caminar por este sendero, sus elecciones van desde la comida hasta los productos que consume en su vida diaria, incluidos los cosméticos.

Actualmente, miles de animales en todo el mundo son sometidos a crueles sufrimientos, dolores y muerte agonizante con el fin de ensayar los nuevos productos del sector cosmético y sus ingredientes. Ensayos de toxicidad, sensibilización cutánea e irritación ocular son algunas de las pruebas a las que son subyugados estos seres vivos. Así, se les obliga a protagonizar acciones tan crueles como la ingestión forzosa de jabones, cremas, dentífricos o espumas de afeitar, la inhalación de lacas y aerosoles, o el llamado test de Draize, que consiste en introducirles en los ojos grandes cantidades de champú, máscara de pestañas, maquillaje... hasta provocarles una ceguera total.

medio-ambiente_283373105-copia-850x585 [640x480]

La normativa europea aprobada en 2013 (Directiva 76/768/CEE) establece la eliminación gradual de los ensayos con animales en materia de cosméticos, pese a ello muchas empresas han participado en pruebas hasta hace poco, y pueden seguir haciéndolo fuera de la UE. Lo cierto es que en los últimos tiempos, la industria cosmética, en general, se ha alejado de manera considerable de testar en animales, debido a la mala imagen que esto otorga  y a la creciente presión de los consumidores. Pero, si bien la imposibilidad de testar el producto cosmético o de belleza en animales es uno de los principales requerimientos para que un producto pueda gozar de un etiquetado vegano, este marbete va más allá del ofrecimiento de un producto “sin crueldad”, significa que los ingredientes derivados de los animales tampoco pueden ser empleados en la fabricación del producto.

IWONATURA NO TESTA EN ANIMALES [640x480]

En definitiva, para que un producto cosmético sea vegano, no puede contener ningún ingrediente animal, ya sea a partir de ellos, como es el caso de la grasa o la gelatina animal, o derivado, como la miel, la cera de abejas, el yogurt o el ácido láctico. Por ello, muchas empresas, libres de crueldad y naturales, no pueden conseguir el sello de producto vegano, pues sus marcas de cuidado natural y maquillaje utilizan ingredientes como la miel o la leche de cabra en sus formulaciones. Así, el sello de "sin crueldad” no significa cosmética vegana, sino que responde al hecho de que la empresa no testa, ni el producto ni sus ingredientes, en animales en ninguna de las fases de su desarrollo, pero tiene permitido el uso de ingredientes animales.

Aumenta el número de empresas concienciadas que están ofreciendo líneas veganas, orgánicas y respetuosas con el medio ambiente. A ello hay que añadir el hecho de que las grandes empresas se declinan cada vez más por esta nueva tendencia creando líneas de cosméticos veganos, un conjunto de alternativas respetuosas con la vida cada vez más frecuentes en el mercado y solicitadas por los consumidores.

1490873637_cosmetica-natural [640x480]

Los seguidores del movimiento vegano consideran que buscar y apoyar una cosmética saludable y concienciada con el medio ambiente puede hacer del mundo un lugar distinto, pues cuando apoyas este tipo de cosmética, consciente o inconscientemente, estás enviando un mensaje a las empresas sobre lo que esperas encontrar en el mercado.

Si plasmamos esta filosofía de respeto a la vida en los cosméticos, aquellos basados en ingredientes minerales y vegetales se convierten en una alternativa que satisface las expectativas éticas de muchos consumidores. Tanto minerales como vegetales, son elementos que poseen propiedades beneficiosas capaces de curar, aliviar y suavizar nuestra piel sin hacer que tengamos que elegir entre la vida animal o nuestro bienestar.

 

tumblr_static_3l7hdsmy7se88g4osks84cwgw [640x480]

Leer la etiqueta de los productos cosméticos que eligen para su cuidado, para un gran número de estos consumidores, no es suficiente para asegurarse de que ese producto cosmético sea vegano. Por ello, un buen número de las empresas que elaboran cosmética vegana se están interesando por poder plasmar  en sus productos etiquetas certificadoras que demuestran que su carácter vegano ha sido auditado.

David Román, presidente de la Unión Vegetariana Española afirma que “la certificación de productos veganos representa un valor añadido para dichos productos, por garantizar que cumplen unos criterios fiables en cuanto a composición y elaboración. Esto proporciona una garantía de calidad para el consumidor, y en la actualidad no solamente va dirigido a las personas veganas propiamente dichas, sino también a colectivos que por preocupaciones ambientales o por padecer alguna intolerancia alimentaria, desean tener garantías sobre la composición de los productos que consumen.

 

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores.

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión.

Maripi Gadet

Especialista en Cosmetica Natural

http://www.greenpcomunicacion.com