Buscar
13:25h. Viernes, 22 de noviembre de 2019

NO TE CANSES DE SOÑAR

Juan en las estrellas

Tiene 16 años. Empieza a hacerse mayor, pero mira las estrellas casi todos los días desde hace mucho tiempo.

Y es que Juan... Juanito, quiere ser astrónomo.

- ¿Has visto las estrellas anoche?

- ¡Pero estás loco! ¡Sólo a ti te interesa eso!

- Esta noche era especial! ¡Te lo dije!

Juan era un chico pegado a su móvil. Como todos los chicos de su edad. Lo único que lo diferencia de ti, es que él quiere ser astrónomo. Le gusta la música, salir de fiesta con sus amigos, y está siempre chateando y riéndose de todo. Pero todas las mañanas Juan se despierta pensando en su sueño.

“¡Voy a ser un puto astrónomo!”

Y si eres su amigo, cuando sepa que una noche va a ser especial, te avisará por wasap:

wasap charly

Y Juan comenta en el grupo de Whatsapp:

wasap grupo

La vida en la ciudad le encanta, se siente como pececillo en el agua y vive pegado a su móvil y a sus amigos. Siempre está online y offline, pero además de llevar una vida normal para un chico de su edad, Juan se enamoró de las estrellas cuando tenía 10 años. Hoy ya tiene una app que le dice cuando debe mirar al cielo y hacia donde debe mirar, pero empezó con su telescopio como todas las personas que ven las estrellas de una forma especial.

- Pero Juanito, ¿por qué astrónomo?

- No sé mamá. Me apasiona.

- ¡Bien hijo, adelante!

Juan es astrónomo desde los 10 años, aunque quizá nunca trabaje de ello en el futuro. Se le ve. Lo vive.

Y es que un día Juan pensó:

“No quiero vivir tan despacio como mi abuela ni quiero ser runner. Quiero vivir a mi manera. Puedo conseguir cualquier cosa de aquí a 10 años, y lo podré hacer cada vez que lo necesite. Soñaré siempre.”

Tiene un plan que quizá falla, pero ¿qué más da?

Su éxito está en levantarse todas las mañanas con ilusión. Su objetivo no es descubrir un cometa. Su éxito está en ser feliz ahora, y para lograrlo podría haber elegido cualquier otra cosa. ¿Te imaginas?

Versión 2

- Mamá me voy al desierto a correr una maratón.

- ¡Bien hijo, adelante!

Versión 3

- Mamá me voy a trabajar a Italia.

- ¡Bien hijo, adelante!

Versión 4

- Mamá, voy a hacer surf en Australia.

- ¡Bien hijo, adelante!

Versión 5

- Mamá, voy a pelear en la UFC.

- ¡Bien hijo, adelante!

¿Entonces qué?

Si tienes un sueño, haz un plan para conseguirlo y vive tu vida disfrutando de cada paso que das. De este modo serás exitoso, aunque todavía no hayas llegado a la meta.

El éxito es ser feliz haciendo lo que te apasiona, y si no, pregúntale a tu madre:

"Mamá, ¿tú qué quieres para mí?"

 

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores.

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión. 

Iván Avanza

http://www.ivanavanza.com/