Buscar
23:39h. Jueves, 14 de Diciembre de 2017

"LOCO POR THE OFFSPRING."

Jack, el camaleón. (Leer más)

Cada mañana, Jack miraba a través de uno de los agujeros de su caja para ver el mar, y le encantaba porque un montón de gotas salían despedidas desde las rocas salpicando su cara.

Jack camaleon loco
Jack camaleon loco

Cerraba los ojos e inspiraba...

Por las tardes, se quedaba quieto en una esquina de la caja porque los agujeros eran asaltados con pedazos de comida, palitos, y flashes de cámaras.

Cerraba los ojos. Inspiraba.

Soñaba con desaparecer de aquella feria, aunque ni siquiera sabía dónde estaba.

Perdido y solo, pero fuerte.

Un día todo cambió.

Alguien lo compró por 500€ para ponerlo en un terrario justo al lado de un equipo de música. Esa noche comió todo lo que quiso, y escuchó por primera vez "The Offspring". A los pocos segundos de la primera canción, cambió de color y sus ojos se abrieron como platos.

¿Qué era aquel ruido tan guapo?

Jolín, Jack estaba tan emocionado que se meó encima.

Su dueño le decía continuamente:

"¡Tronco! ¡Esta te la dedico!"

Y así pasaron dos semanas extremadamente felices, hasta que una mañana sonó la siguiente canción:

Entonces Jack cerró los ojos y sintió que una ola lo golpeaba como si estuviera en la misma playa.

Perdido, pero fuerte.

Se avergonzaba de haber olvidado el sabor del mar, pero ese mismo día hizo un plan, se convirtió en el salvaje que llevaba dentro y se escapó.

Ahora es libre. No tiene precio.

Está destinado a no tener destino.

Fuerte.

Es un camaleón común, pero en la parte del bosque que está al pie de la playa lo conocen como "el loco" porque nadie sabe lo que es The Offspring excepto él.

Jack siempre está cantando y bailando... "celebrando a saltos". Sus historias hacen reír a todo el mundo, pero la música empieza a ser un problema para algunos de sus amigos, y aunque Jack insiste en que todos deberían escuchar con atención, nadie sabe de lo que habla.

"¡No entendemos tu música!"

Se pasa las noches golpeando las ramas de los árboles con las patitas mientras los demás duermen y durante el día, su árbol está lleno de una vibra eléctrica que se escucha lejísimos. Muchos creen que debería abandonar el bosque porque atrae a todo tipo de animales y eso podría ser peligroso, pero en su cabeza suena otra cosa. A él le gusta la idea de conocer animales nuevos.

"Si vienen por la música, es que son animales con un corazón puro."

Y naturalmente, es posible que mañana un águila se lo coma, sin embargo Jack aprendió que el mundo puede ser una caja de cartón o una caja de cristal, pero también puede ser lo que él quiera.

Decidió que sea lo que él quiera.

Poco a poco los animales del bosque empezaron a acostumbrarse, a disfrutar, y hoy ya saltan todos como locos, pero era de esperar, porque si te abres a la música, te invade.

Es irresistible. Es normal que saltes.

"Salta todo lo que quieras, Jack."

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores.

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión. 

Iván Avanza

http://www.ivanavanza.com/