Buscar
11:21h. Miércoles, 16 de octubre de 2019

APOYO, COEXISTENCIA, Y SOLIDARIDAD ENTRE MUJERES

Sororidad, la hermandad entre mujeres

Maravillosa palabra que viene del latín soror, hermana, y significa solidaridad entre mujeres. 

La sororidad entraña asimismo la creación de vínculos y alianzas para protegernos y defendernos en una sociedad todavía patriarcal.  El día en que todas las mujeres comprendamos que solo nos puede salvar de siglos de oscurantismo, y de haber sido relegadas a ser consideradas seres sin alma, el unirnos por medio de la sororidad, algo esencial cambiará en nuestro planeta. 

Es cierto que muchas mujeres, en su afán por ser algo en sociedades patriarcales, han imitado el comportamiento de los hombres tanto y tan bien que les han sobrepasado, y en algunos casos han resultado peores que ellos; también lo es que muchísimas otras se someten como esclavas a los dictados de religiones y preceptos inventados por ellos.  Ahora bien, tenemos que comprender y hacer comprender que no debemos imitar comportamientos y aptitudes que no nos corresponden, y que las creencias o la fe no tienen por qué relegarnos ni someternos. 

Portada-e1556187252570

Nuestra realidad es que nosotras, las mujeres, parimos y criamos hijos y no tenemos apetencia de guerras ni peleas que impliquen terminar con la vida de los seres vivos, porque en esencia cultivamos esa vida y la producimos, y eso crea en nuestros cuerpos y en nuestras almas una impronta indeleble. Las injusticias nos conmueven, tal vez porque hemos sido víctimas de ellas durante siglos.  La compasión forma parte de nuestro ADN, y tendemos a empatizar con otras mujeres cuando hay pérdidas de vidas…

 

El problema inminente es que nuestro planeta salvajemente explotado ya no soporta más. El agua, fuente de vida, está tan contaminada que es mortífera, el aire otro tanto, y la tierra llora la extinción de toda forma de vida mientras nos cargamos la atmósfera que todo lo protege.  Cataclismos nunca vistos nos advierten en vano.  Estamos ciegos, pues no queremos ver ni tampoco oír su llamada.  Nuestras sociedades, sometidas a la voluntad de dictadores insensibles, y que subrepticiamente van poco a poco eliminando las parcelas de poder e independencia conseguidas por las mujeres, caminan despreocupadamente a su destrucción.

descarga

Solo tomando conciencia podemos darle la vuelta a esta situación insostenible.  Las mujeres debemos apoyarnos y ocupar puestos de poder donde no seamos hombres camuflados actuando como tales, sino seres sensibles que toman decisiones encaminadas a conservar y hacer fructificar la vida.  Solo gobernado por mujeres concienciadas y hombres sensibles, nuestro planeta tiene posibilidades de salvación.   

tumblr_inline_p63rd394jx1utix3x_1280

Los hombres han gobernado durante siglos nuestro mundo y nos conducen de nuevo hacia el caos y la destrucción.  No podemos permitir, resignadas, que esto siga ocurriendo. Nos toca a nosotras parar esta carrera de destrucción de toda forma de vida, esta locura colectiva y estas ambiciones desmedidas, y encaminar al planeta hacia un mundo más apacible, solidario y mejor, de mano de la sororidad.

 

¡Actuemos hermanas antes de que sea demasiado tarde!

Cristina Martínez Martín

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores.

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión