Buscar
04:17h. jueves, 01 de octubre de 2020

¿Tú qué crees?

¿Somos una sociedad programada?

Se extingue la honradez en una sociedad compulsiva autoprogramada para perdurar como modelo impersonal.

La corrupción atenta contra la dignidad en un lúgubre baile, al son de la musicalidad pecuniaria. Se venden las almas por papel y como papel serán quemadas, comenzando la inevitable combustión, de manera silenciosa, en los actos representativos de su esencia.

Destruye el capitalismo al humanismo y las máquinas a su servicio, desde periódicos a laboratorios farmacéuticos, corrompen la legítima verdad con pánico, información privilegiada y omisiones del calibre de un sicario. Se muere el sistema lentamente, acusado por una enfermedad terminal, bajo los efectos secundarios del sufrimiento artístico y la normativa ignorancia; se muere o quizás, esté muerto y nos neguemos a verlo.

 

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores.

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión. 

Héctor Martínez González