Buscar
16:56h. martes, 04 de agosto de 2020

El sexto sentido

¿Sería tal vez, una sociedad gobernada por mujeres, una solución en el futuro para el caos que nos asola?

Ahora que el coronavirus nos somete a una inmovilidad forzosa es la ocasión de reflexionar y de buscar soluciones.

Llevamos miles de años embarcándonos en guerras suicidas y devastando el planeta. Visto desde fuera, los seres humanos no evolucionamos porque no aprendemos de nuestros errores, razón por la que estamos condenados a repetirlos.

Hace muchos siglos que venimos siendo gobernados por el patriarcado. La mitad de la población, o sea, las mujeres, ha estado relegada, sometida o anulada, de modo que la responsabilidad de ese comportamiento destructor, estúpido e inmoral recae fundamentalmente en los hombres. El resultado está a la vista. Al mundo le ha ido muy mal.

circulo-de-mujeres

En un artículo de la revista Forbes (revista de reconocido prestigio), analizan la situación actual de los Estados gobernados por mujeres, y han salido mejor parados en general frente el coronavirus que los demás. Esos países son: Alemania, Nueva Zelanda, Taiwan, Finlandia, Islandia, y Noruega, donde el número de muertes ha sido Ínfimo.

Se examinan las razones de esos buenos resultados y destaca la forma en como se enfocó esta terrible crisis. En esos países se primó la transparencia en la información y el cuidado de los ciudadanos por encima de los intereses populistas, personales o de partido. Se cuidó asimismo la economía por lo que las consecuencias futuras no solo a nivel sanitario sino también a nivel económico serán bastante asumibles. En consecuencia, la población de esos Estados saldrá adelante protegida de la pandemia.

Me podrán objetar que todos esos países con presidentas mujeres son ricos, blancos, y con una población culta y educada. Mi respuesta es que tal vez por esa razón han elegido a mujeres para que los gobiernen.

Se me podrá objetar de nuevo que ya ha habido mujeres que han ocupado la presidencia de algunos Estados, o que incluso las hay ocupando parcelas de poder en la actualidad, y no han sido ni son mejores que los hombres.

En efecto, a las mujeres que hasta ahora han sobresalido en un mundo de hombres se les ha pedido ajustarse al modelo masculino. Ha habido pues mujeres presidentas que se han comportado como el más ambicioso de los hombres, y las sigue habiendo en la actualidad. Ahora bien, no actuaban ni actúan conforme a su naturaleza sino conforme al modelo masculino que se esperaba y se espera de ellas. En la actualidad, hay mujeres asumiendo responsabilidades gubernamentales sin tener que demostrar que son hombres camuflados.

Coronavirus-Pandemia-Epidemias-Enfermedades_infecciosas-Medicamentos-Virus-Infecciones-Vacunas-Como_hacer_473965692_148004889_1024x576

Las mujeres gestionamos de forma distinta a los hombres. No es una cuestión de inteligencia o de capacidades sino de sentimientos y emociones. Las mujeres parimos y por esa razón biológica detestamos destruir vidas. Las mujeres de ordinario solemos ocuparnos de la economía doméstica y sabemos que no se pueden gastar ocho cuando se ingresan tres. Las mujeres preferimos resolver los problemas discutiendo y no a puñetazos. Las mujeres tenemos que poner orden cuando los hijos se pelean. Las mujeres hemos cuidado tradicionalmente de nuestros padres ancianos. Las mujeres, en fin, podemos tener muchos defectos, pero no prima en nosotras la testosterona sino la diplomacia, y, además, tenemos un sexto sentido que nos empuja a ser sensibles y empáticas. Hoy en día, contamos también con la preparación técnica y profesional que nos capacita para resolver problemas y asumir responsabilidades.

Todas esas cualidades son necesarias para gestionar una comunidad de seres humanos. Y ¿qué es un país sino una gran comunidad de habitantes?

¿Por qué no darle una oportunidad al planeta buscando fórmulas diferentes y dejando el peso de los gobiernos en manos sensatas, capacitadas, y sensibles?

 

Cristina Martínez Martín

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores.

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión